Sbriciolona requesón y chocolate

sbricio

La Sbriciolona o Sbriciolata, que en español se traduciría “desmenuzada”, con requesón y chocolate, es una de las numerosas tartas hecha a partir de la pasta frolla (pasta brisa) y es muy simple, solo requiere un poco de paciencia en desmenuzar todos los trocitos de masa.

En ella se funden los sabores delicados del requesón, la codicia del chocolate y el crujiente sabor de la pasta brisa.

La preparación de esta masa es muy fácil y es suficiente seguir unos pocos pasos y tener unas pequeñas atenciones para su éxito.

Video-receta de la Tarta Sbriciolona:

Ingredientes (para una fuente grande de horno):

  • 500 g. de queso requesón fresco
  • 0,4 l de leche
  • 4-5 cucharas grandes de azucar
  • 200 g. de chocolate amargo
  • licor para dulces

Para la elaboración de este postre, antes de todo hay que preparar la Pasta Brisa y para esto podéis seguir los pasos de otra receta de nuestro blog aquí.

Una vez que esté lista la Pasta Brisa, vamos a preparar la crema que será el relleno de nuestro delicioso postre.

En un contenedor echamos el requesón junto con la leche, el azúcar y el licor para dulces. La leche la echamos para hacer más cremoso nuestro relleno. El azúcar lo añadimos según como de dulce lo deseemos.

Después de haber mezclado bien, echamos el chocolate amargo que hemos anteriormente partido en trozos pequeños. Mezclamos bien y la crema está lista.

Ahora cogemos la fuente que vamos a utilizar, la untamos con mantequilla y le pasamos una cuchara de harina que distribuiremos sobre toda la superficie, de esta manera formaremos una capa que protegerá la tarta del fondo de la fuente.

Vamos a preparar la tarta. Cortamos un trozo de pasta brisa y poco a poco vamos cubriendo el fondo de la fuente con una capa de trocitos de masa hasta cubrir todos los huecos disponibles. Así conseguiremos el aspecto “desmenuzado” al cual se debe el nombre.

Una vez el fondo esté totalmente cubierto de trocitos, los aplastamos ligeramente con las manos y echamos la crema preparada anteriormente distribuyéndola bien a lo largo de toda la superficie.

Antes de seguir con la preparación, nos conviene precalentar el horno a 180º.

El paso siguiente es cubrir la capa de crema con otra capa de masa desmenuzada en trocitos hasta que no queden huecos vacíos, como hemos hecho para la capa del fondo.

Cuando hayamos terminado, tenemos el postre listo para echar en el horno precalentado. Lo dejamos cocinar durante unos 50 minutos a 180º, al terminar, apagamos el horno y la dejamos enfriar.

Y así tenemos otro delicioso postre para todas las ocasiones! A disfrutarlo!!!

Pasta Brisa – Pasta Frolla

ingre

La “pasta frolla” o en español Pasta Brisa es una de las masas base para postres más conocida también por su fácil y rápida preparación. Su versatilidad nos permite utilizarla en una gran cantidad de dulces y en particular en la preparación de crostatas de fruta hechas con mermeladas de todo tipo o en la preparación de galletas.

La preparación de esta masa es muy fácil y es suficiente seguir unos pocos pasos y tener unas pequeñas atenciones para su éxito.

Video-receta de la pasta fresca:

Ingredientes:

  • 500 gr. de Harina de trigo para dulces
  • 3 huevos
  • 200 gr. de azucar
  • 250 gr. de mantequilla
  • Cascara de medio limon triturada

Una vez preparados los ingredientes no nos hace falta cocinar nada, simplemente el objetivo principal es mezclarlos todos juntos de manera tal de obtener una masa homogénea y moldeable.

Cortamos la mantequilla en daditos, la juntamos con el azúcar y los mezclamos juntos, posiblemente triturándoles hasta obtener una mezcla bien homogénea.

Antes de añadir los huevos y la harina podemos echarle los sabore que preferamos, en particular es muy apropriado el sabor de naranjo o limon. En nuestra receta le añadimos pues una media cascara de limon triturada.

Seguimos el proceso añadiendo los huevos. Para nuestras cantidades utilizamos tres huevos, de los cuales uno lo echamos entero, de los otros dos separamos la clara de la yema y añadimos a la mezcla solo las dos yemas.

Mezclamos todo bien y añadimos la harina. La receta original no requiere levadura pero si necesitamos que la “pasta frolla” crezca un poco más en el horno entonces podemos mezclar antes de añadirla, la harina con la levadura.

Una vez añadida la harina tendremos que ir trabajando la masa que vamos obteniendo con las manos para homogeneizarla bien.

En la preparación de la pasta frolla nunca tendremos unas cantidades exactas de harina, debido al hecho que los huevos no son siempre iguales, así que si trabajando la masa vemos que esta se sigue pegando a las manos vamos añadiendo un poco de harina hasta que la masa no tenga una consistencia apropiada.

Y ahora podemos realizar todo tipo de postre que nos apetezca! Adelante!!!

Tiramisú

Tiramisú

Tiramisú

Las origenes del Tiramisù no son muy claras, ya que a cada región italiana le gustaría haber “inventado” este supremo postre. Por esta razón ha nacido una especie de contención entre Toscana, Piemonte y Veneto.

Hay muchas leyendas conectadas con este postre, al que se atribuyen incluso propiedades afrodisíacas.

Según la versión oficial, el Tiramisù nació en el siglo XVII, en Siena, cuando algunos pasteleros, en ocasión de la llegada del Granduque de Toscana Cosimo dei Medici,  decidieron preparar un dulce para celebrar su grandeza.

Por lo tanto decidieron que  la personalidad del Granduque tenía que reflejarse en el postre: tenía que ser un postre importante y sabroso pero al mismo tiempo preparado con simples ingredientes y, más importante aún, tenía que ser muy “goloso” ya que Cosimo amaba literalmente los dulces.

De esta manera fue preparado “nuestro” Tiramisú que en ese entonces fue llamado “sopa del Duque”, en honor de Cosimo de Medici que lo trajo consigo a Firenze y lo dió a conocer a toda Italia.

La leyenda cuenta además que este postre se transformó en el dulce preferido por los nobles que le atribuían propiedades afrodisíacas y de aquí el nombre “Tiramisú” (llevame arriba! 😛 ) .

La versión no oficial, en vez, cuenta que el inventor del Tiramisú fue un pastelero Turinés en honor de Camillo Benso conte di Cavour para apoyarlo en su difícil empresa de unir Italia.

También el Veneto tiene su versión al respecto: parece que el Tiramisú fue inventado en el restaurante “el Toulá” de Treviso situado en esa época al lado de una “casa chiusa” (un burdel) y servido justamente para “tirare su”.

Video-Receta del Tiramisú:

Ingredientes:
– 500gr de queso mascarpone
– 5 huevos
– 5 cucharadas de azucar
– 1/2 litro de café
– 30ml de licor para postres
– 24 galletas “Savoiardi”

La receta del Tiramisú es muy simple.

Antes de todo vamos a preparar el café que necesitaremos después para mojar las galletas.

Después elegimos dos boles de bastantes grandes para contener cómodamente la crema que haremos.

Separamos la clara de la yema de los huevos, echando la yema en el bol más grande (donde mezclaremos todo) y la clara en el otro bol ( de tamaño suficiente para contener sin problemas la clara montada).

En el bol con las yemas echamos una cucharada grande de azúcar por cada huevo utilizado (5 huevos, 5 cucharadas de azúcar). Montamos yemas y azúcar con una batidora durante unos minutos, hasta que el color de la mezcla no asuma un color muy clarito, casi blanco.

Limpiamos cuidadosamente la batidora y luego procedemos a montar las claras hasta que no estén “a punto de nieve” ósea hasta el punto en que en cuanto demos la vuelta al bol con las claras montadas, estas no se caigan.

Ahora echamos el mascarpone en el bol con las yemas y el azúcar y lo mezclamos bien con la batidora. A continuación echamos, en el mismo bol, las claras montadas, teniendo cuidado para que no se desmonten, mezclamos bien (incluso un poco con la batidora, siempre con cuidado). Y ya tenemos la crema hecha!

Antes de empezar a preparar el tiramisú mezclamos el café preparado anteriormente con el licor para dulces y un poco de azúcar y lo echamos en un pequeño recipiente para mojar las galletas.

Ahora tenemos todo listo para preparar nuestro tiramisú.

En una fuente (del tamaño del video nos vale), distribuimos una capa de crema a la base, después mojamos bien las galletas, una por una, en el café y las ponemos ordenadamente por encima de la capa de crema. Una vez ocupado todo el espacio disponible con galletas mojadas en el café, echamos encima otra abundante capa de crema. Repetimos lo anterior disponiendo otra capa de galletas mojadas y, una vez terminado, echamos otra abundante capa de crema, que será la última. Para terminar, encima de la crema echamos, con un colador, una capa de cacao margo en polvo. Ya tenemos nuestro tiramisú hecho.

Para que el tiramisú está más rico aún es importante dejarlo descansar durante un día en el frigorífico, para dar el tiempo a las galletas de absorber bien el café y la crema y para que esta se haga más densa y sabrosa.

En esta receta hemos descrito la versión original del tiramisú, se pueden hacer diferentes versiones sustituyendo parte del mascarpone por otros tipos de queso. Por ejemplo utilizando mitad mascarpone y mitad “Ricotta” (o requesón) u otro queso fresco cremoso. También se le puede añadir nata montada dulce para hacerlo más goloso.