Pasta a la Carbonara – Spaghetti, Espaguetis

Espagueti a la Carbonara

El origen de los espaguetis a la carbonara está bastante disputado: alguien la atribuye a los Carbonaros de Umbria que habrían hecho conocer este plato a los romanos en el siglo XIX, otros sin embargo sostienen que el inventor sea Ippolito Cavalcanti, noble napolitano que publicó esta receta en uno de sus libros.

Se dice también que los espaguetis a la carbonara nacieron durante la segunda guerra mundial, cuando los americanos trajeron grandes cantidades de bacón y los huevos en polvo, que eran parte de las raciones militares. Así de la inventiva de los cocineros romanos nació por tanto este plato muy simple y al mismo tiempo muy sabroso.

Video-receta de la Carbonara:

Ingredientes para 4 personas:
– 250 gr de Guanciale (Careta de Cerdo) o Bacon
– 150 gr de queso rallado (Pecorino, Parmigiano o Grana Padano)
– 6 huevos frescos
– 500 gr de pasta
– pimienta negra
– nuez moscada
– sal

Para preparar los espaguetis a la carbonara, antes de todo ponemos a hervir una olla llena de agua, lo suficientemente grande para que entre de manera cómoda toda la pasta que vamos a cocinar.

Mientras el agua va hirviendo podemos preparar los otros ingredientes.

En la receta original de la carbonara se usa un embutido llamado “Guanciale”. El Guanciale se hace usando la parte de los mofletes de la careta del cerdo y tiene un sabor más fuerte, debido a la distinta calidad de grasa que contiene. En la receta la llamaremos “careta de cerdo” o  simplemente “careta”. Ya que la careta es muy complicada de encontrar, se puede tranquilamente usar el bacón. Sin embargo, si teneis la posibilidad, no dudeis en probarla con aquel embutido!

Para la preparación de la pasta cortamos la careta (o el bacón) en cubitos pequeños, cogemos una sartén bien amplia para que al final podamos saltear cómodamente la pasta, le ponemos una gota de aceite y echamos la careta. Cuando la grasa esté un poco seca y la careta se haya dorado un poquito, quitamos la sartén del fuego.

Para la elaboración de la salsa tenemos que emplear los huevos. En nuestra receta usamos 6 huevos para 500 g de pasta. En el video hemos roto, en un recipiente, tres huevos enteros y tres sólo con la yema. Existe la posibilidad de usar una proporción yema-huevo diferente, en particular, de 6 huevos podemos utilizar 5 yemas y un solo huevo entero, de esta manera la salsa saldrá más cremosa.

Batimos los huevos y les añadimos la sal, la pimienta, la nuez moscada y el queso rallado. El queso rallado debería ser Pecorino (un queso de leche oveja italiano muy curado), pero como en España no es fácil de obtener podemos usar Parmigiano Reggiano o tambien Grana Padano. Mezclamos todo y mientras el agua de la pasta llegue a hervir.

Una vez que el agua de la olla hierva, lo único que tenemos que hacer es echarle la sal y después los espaguetis. Miramos el tiempo de cocción de los espaguetis y esperamos a que se cocinen, removiéndolos de vez en cuando para que no se peguen entre ellos. Sacamos la pasta después del tiempo indicado en la bolsa, o un poquito antes si nos gusta al dente.

Mientras tanto la careta ya estará lista y retirada del fuego.

Cuando los espaguetis estén cocidos vamos a colar el agua y los volcamos en la sartén con la careta, fuera del fuego. Junto a los espaguetis echamos también un poco de agua de cocción, la cual nos ayudará a dar más cremosidad a la salsa (esto se tiene que hacer muy gradualmente, para dar el correcto toque cremoso y evitar que todo salga demasiado liquido).

Mezclamos un poco los espaguetis y después les echamos la mezcla de huevos y queso preparada anteriormente. Siempre con el fuego apagado, procedemos a mezclar bien todo sin que el huevo cuaje, este se cocinará solo con el calor de la pasta y se quedará como una cremita, casi crudo.

¡¡¡Servimos en los platos nuestros riquísimos espaguetis y a comer calentitos!!!