Lasaña Verde Vegetariana – Receta

¡¡¡Cocineros Italianos hemos vuelto!!!
Volvemos a ponernos el delantal y las “manos en la masa”. Ahora innovando en sabores y con la mejor receta verde ponemos en escena una lasaña fuera de serie .
Y si no te interesa la receta… mira el primer minuto del video… te vas a hechar unas risas y nos suportaras aunque sea solo con una visita!

Video-Receta de la Lasaña Verde:

Ingredientes  (Para 6 personas):

  • 8-9 láminas de pasta de lasaña dependiendo del tamaño que tengan y de cuantas capas quereis hacer (preferiblemente fresca)
  • Alternativa: prepara tus propis laminas a tu medida siguiendo nuestra receta de la pasta fresca de huevos.
  • 500 gr de espinacas frescas en hojas (se puede tambien con congeladas, pero no es lo mismo)

  • 500 gr de champiñones

  • 750 kg bolsa de guisantes

  • Para el Sofrito: 3 zanahorias, 1 cebolla, 1 rama de apio

  • 300 grs. de queso parmesano rallado

  • 4 mozzarellas de 125 gr (o 2 de 250 :P)

  • 1.5 litros de Bechamel (hazla tu en tu cocina con nuestra receta)

  • aceite de oliva

  • sal

  • pimienta negra o guindillas (al gusto)

Elaboración:

Antes de todos empezamos preparando el ragu de verduras que substituye lo que en la lasaña clasica seria la salsa boloñesa.

Cocemos un poco los guisantes en agua hirviendo, dejándolos al dente porque más adelante se van a terminar de hacer con el ragú de verduras.

Cortamos las verduras para sofreírlas, las zanahorias, la cebolla y el apio. Poner un poco de aceite de oliva a calentar en una sartén ancha, y, cuando está bien caliente, saltear las tres verduras previamente picadas.

Mientras se hace el sofrito, cortamos los champiñones en laminas y, cuando ya cebollas zanahorias y apio estén bien doradas, añadimos los champiñones (no te preocupes si ocupan mucho espacio, despues de un rato desaparecerán) y un vaso de agua.

Mientras los champiñones se cocinan prepararemos los quesos. Cortamos la mozzarella en cuadritos y rallamos el parmesano, para dejarlos preparados.

Cuandolos champiñones se hayan reducido un poco a fuego lento, añadimos las hojas de espinacas, sin dejar que se seque el caldito que van soltando las verduras, y agregamos los guisantes y 1/2 vaso más de agua para que se terminen de cocer. Cuando todas las verduras esten bien cocidas, apagamos el fuego y luego echamos al sofrito la mitad de la bechamel, mezclando con las verduras, y teniendo así ya preparado el ragú para usar después.

Ahora vamos a ver como colocar todas las piezas. Antes de todo, si la pasta no es fresca, pon a cocer las láminas de pasta en una olla dejandola solo un minuto para ablandecerla (como nosotros hemos hecho en este video).

Prepararemos la lasaña colocando primero, en el fondo de una bandeja rectangular, una capa del ragú de verduras anterior, y luego ponemos nuestras primeras láminas de pasta cubriendo también el fondo del recipiente, y añadimos más ragú encima y unas dos cucharadas mas de la bechamel que hemos guardado. A continuación un poco de mozzarella y parmesano. Seguimos así intercalando láminas de pasta con el ragú, el queso y la bechamel, hasta terminar de llenar nuestra bandeja, terminando con una capa fina de ragú, bechamel y una abundante capa de queso para que se gratine.

Pon al horno la lasaña durante 20-30 minutos a y a 200º. Y luego dejar un poco reposar la lasaña para servirla a todos.

Si la receta te ha gustado pon me gusta al articulo, al video y suscribete al canal de youtube!!!

lasaña_vegetariana

Lasaña a la Boloñesa

Lasaña

La Lasaña a la Boloñesa es un plato típico de la gastronomía de Emilia Romagna, y de la ciudad de Bolonia, aunque claramente es más conocida en todo el mundo como un icono de la cocina italiana.

En realidad la lasaña es un plato muy antiguo, de hecho la historia de este riquísimo plato nos manda directamente a la época de los romanos. En ese entonces obviamente las lasañas no eran como las conocemos hoy, consistían en tiras de pasta cortadas en cuadros más o menos regulares, cocinados en una olla o a la plancha y junto a legumbres y quesos.

En el siglo XIV, Francesco Zambrini descubrió por primera vez que esas tiras de pasta se podían dejar enteras e incluso se podían poner en capas con queso en el medio. A raíz de este descubrimiento, Zambrini escribió la receta en su libro de cocina y, al parecer tuvo un éxito enorme ya que desde aquel día las lasañas se usaron en capas.

Para preparar una buena lasaña, una cosa fundamental es la elección de los ingredientes: la carne para el ragú tiene que ser mitad de ternera y mitad de cerdo para dar más sabor a la receta, después el tomate triturado debe que ser de buena calidad y natural, y finalmente la pasta (la sfoglia) la cual tienen que ser la mejor, pero sería preferible hacerla en casa.

Video-receta de la Lasaña:

Ingredientes (para una fuente grande, 8 personas):

  • 500 g. de Lasañas al huevo
  • 150 g. de Parmigiano Reggiano rallado
  • 300 g. de Mozzarella fresca
  • 1 kg de Bechamel
  • 1 kg de Ragú a la Boloñesa
  • sal

Para la preparación de la lasaña, antes de todo es fundamental la elección de los ingredientes: hay que preparar un buen Ragú a la Boloñesa, preferiblemente el día anterior, utilizando mitad carne de ternera y mitad carne de  cerdo, además el tomate triturado tiene que ser de buena calidad y natural; hay que preparar una buena bechamel; finalmente hay que utilizar la mejor pasta para lasañas, si tenéis tiempo, lo ideal sería preparar la pasta al huevo hecha a mano. Todas estas recetas las podéis encontrar en sus relativos enlaces con los video explicativos.

Una vez tenemos listos estos ingredientes fundamentales procedemos a la preparación de nuestra lasaña. Ponemos una olla con agua a hervir, y mientras tanto cortamos las mozzarellas en cubitos y rallamos el queso en un plato. Cuando el agua hierva, le echamos una pizca de sal y bajamos el fuego.

Disponemos de la fuente para la lasaña, cerca del ragú, la bechamel y el agua, y empezamos la preparación.

Distribuimos antes en la fuente una capa de bechamel, y después otra de ragú. Ponemos unas hojas de pasta de lasaña en el agua, y las dejamos cocinar durante un minuto. Pasado el minuto las sacamos y las distribuimos encima de la capa de bechamel y el ragú. Ahora distribuimos encima de la pasta otra capa de bechamel y otra de ragú (más abundantes de las anteriores), hasta rellenar todos los huecos de la fuente. Luego echamos la mozzarella, de manera más o menos uniforme, y el queso Parmigiano rallado.

Después de esto disponemos otra capa de lasañas hasta cubrir todos los huecos y repetimos la operación echando antes la bechamel, luego el ragú y después la mozzarella y el Parmigiano. Y repetimos la operación por la última vez (tres capas de lasañas) poniendo encima de todo, una capa abundante de Parmigiano rallado, para que se haga una costrita al gratinarse.

Mientras vamos preparando la lasaña precalentamos el horno a 200ºC. Cuando esté listo cogemos la fuente de la lasaña preparada y la ponemos en el horno a cocinar durante 40 minutos.

Pasado este tiempo sacamos la fuente y dejamos reposar nuestra lasaña durante unos minutos.

Ya tenemos la lasaña lista para comer! Riquísimo!!!

Salsa Bechamel

IMG_6911b

La bechamel, o llamándola con su nombre original “la sauce a la Bèchameil”, reina de las salsas blancas, es una salsa de origen Frances que pero viene utilizada muchísimo en la cocina Italiana también, además que en la cocina española e inglés, donde es conocida con el nombre de “salsa blanca”

El inventor de la bechamel fue el marqués de Nointel, Louis de Bechamel, que la propuso en sus recetas como primero.

El nombre “bechamel” pero le fue asignado solo después por Francois Pierre de la Varenne, cocinero del rey Luís XIV, que la añadí en su libro de recetas “Le Cusinier François”, dándole ese nombre en honor de su inventor.

A día de hoy, chef muy famosos se encuentran de acuerdo sobre un posible origen italiano de la bechamel: derivaría de la “salsa colla”, salsa originaria de Toscana, que se habría exportado en Francia por Caterina de’ Medici.

Video-receta de la Bechamel:

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1 l de leche entera
  • 100 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • Una pizca de Nuez moscada
  • Una pizca de Sal

La preparación de la bechamel es muy simple, solo hay que seguir unos pocos pasos teniendo cuidado a que no se formen grumos.

Antes de todo echamos la leche a calentar en una olla. Mientras cortamos la mantequilla en trocitos y la echamos en otra olla para que se deshaga, a fuego bajo.

Una vez que la mantequilla está totalmente deshecha, echamos poco a poco la harina por medio de un colador, mezclando de vez en cuando de manera tal de obtener una mezcla muy homogénea.

Una vez echada toda la harina dejamos cocinar la mezcla un par de minutos a fuego bajo, teniendo cuidado que no se queme o se pegue.

Ahora, quitamos la olla con la mantequilla y la harina del fuego y procedemos a echar poco a poco la leche que mientras tanto estará ya bien caliente. Mezclamos bien mientras echamos la leche y después para obtener una salsa homogénea.

Volvemos a poner la salsa a calentar, subimos un poco la fuerza de la vidrio y esperamos a que la salsa llegue a ebullición.

Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, cubrimos la salsa y la dejamos cocinar durante 10-15 minutos.

Pasado este intervalo de tiempo ya tenemos nuestra bechamel lista para utilizar en otras riquísimas recetas!