Salsa Rosa – Receta

gambreoni

En vez de lo que muchos creen la salsa rosa no es sólo una mezcla de ketchup y mayonesa. De hecho, uniendo unos pocos ingredientes, se puede dar un un toque sabroso e inesperado.

La salsa rosa puede agregarse a varios platos de pescado, e incluso de otro tipo.
En este caso se ha puesto como acompañamiento para el cocktail de gambas y camarones (o langostinos) que puedes encontrar aquí (Cocktail de Gambas y Camarones).

Video-receta de la salsa rosa:

Ingredientes:
– Mayonesa (50 – 60 %)
– Ketchup (40 – 50 %)
– Nata para cocinar (de la densa)
– Brandy
– Pimentón
– Pimientos Molidos
– Sal

La preparación es de las más sencillas.Basta con preparar todos los ingredientes y mezclarlos entre ellos con una cuchara.

  1. Empezamos mezclando el ketchup y la mayonesa en un bol.
  2. Después con una cuchara cogemos la parte superior (la más densa) de la nata para cocinar, la añadimos al bol y mezclamos.
  3. Añadimos un poco de sal, pimientos molidos y una cantidad muy pequeña de pimentón.
  4. Vamos probando la mezcla averiguando si las cantidades son correctas y vamos modificando según nuestros gustos.

Así de sencillo!

No te olvides de probarla con el Cocktail de Gambas y Camarones.

Anuncios

Salsa Bechamel

IMG_6911b

La bechamel, o llamándola con su nombre original “la sauce a la Bèchameil”, reina de las salsas blancas, es una salsa de origen Frances que pero viene utilizada muchísimo en la cocina Italiana también, además que en la cocina española e inglés, donde es conocida con el nombre de “salsa blanca”

El inventor de la bechamel fue el marqués de Nointel, Louis de Bechamel, que la propuso en sus recetas como primero.

El nombre “bechamel” pero le fue asignado solo después por Francois Pierre de la Varenne, cocinero del rey Luís XIV, que la añadí en su libro de recetas “Le Cusinier François”, dándole ese nombre en honor de su inventor.

A día de hoy, chef muy famosos se encuentran de acuerdo sobre un posible origen italiano de la bechamel: derivaría de la “salsa colla”, salsa originaria de Toscana, que se habría exportado en Francia por Caterina de’ Medici.

Video-receta de la Bechamel:

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1 l de leche entera
  • 100 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • Una pizca de Nuez moscada
  • Una pizca de Sal

La preparación de la bechamel es muy simple, solo hay que seguir unos pocos pasos teniendo cuidado a que no se formen grumos.

Antes de todo echamos la leche a calentar en una olla. Mientras cortamos la mantequilla en trocitos y la echamos en otra olla para que se deshaga, a fuego bajo.

Una vez que la mantequilla está totalmente deshecha, echamos poco a poco la harina por medio de un colador, mezclando de vez en cuando de manera tal de obtener una mezcla muy homogénea.

Una vez echada toda la harina dejamos cocinar la mezcla un par de minutos a fuego bajo, teniendo cuidado que no se queme o se pegue.

Ahora, quitamos la olla con la mantequilla y la harina del fuego y procedemos a echar poco a poco la leche que mientras tanto estará ya bien caliente. Mezclamos bien mientras echamos la leche y después para obtener una salsa homogénea.

Volvemos a poner la salsa a calentar, subimos un poco la fuerza de la vidrio y esperamos a que la salsa llegue a ebullición.

Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, cubrimos la salsa y la dejamos cocinar durante 10-15 minutos.

Pasado este intervalo de tiempo ya tenemos nuestra bechamel lista para utilizar en otras riquísimas recetas!

Pavo a la Leche

Pavo a la leche

El pavo a la leche es una receta muy simple para darle un toque original a la típica pechuga a la plancha; es rápida y necesita de unos pocos y simples ingredientes.

Video-receta del Pavo a la Leche (…o Pollo, si os gusta mas):

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300 g de pechuga de pavo o pollo cortado en lonchas
  • 0,5 l de leche entera
  • 50 g de harina
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Aceite de oliva

Empezamos pasando  los filetes de pechuga en la harina por ambos lados, hasta que no estén bien empanados..

En una sartén, lo suficientemente grande para cocinar nuestros filetes, echamos una gota de aceite a calentar.

Una vez este esté caliente echamos las pechugas empanadas y las dejamos cocinar un poco por los dos lados. Mientras tanto, tenemos lista la leche que, si queremos, podemos también poner en una olla pequeña para precalentarla.

Cuando los filetes estén bien doraditos (pero no cocinados), echamos en la sartén la leche hasta cubrir todo. Añadimos pimienta, nuez moscada y sal, y las dejamos cocinar.

Esperamos a que la leche se vaya espesando y mientras tanto lo único que tenemos que hacer es dar unas vueltas, de vez en cuando, a la carne.

En una media hora (en función de la leche que hayamos echado) nuestro pavo estará listo para servir con su  deliciosa cremita! Que aproveche!!!