Pasta con pistachos jamon york y nata

panna_prosc_pist_pes

Hoy proponemos un plato sencillo, rápido de preparar, pero al mismo tiempo sabroso y sustancioso. El plato del que hablamos es la Pasta con Nata, Jamón (de York)) y Pistachos.
Se trata de una pequeña variación de un plato muy típico, que es la Pasta con Nata y Jamón, a la que hemos añadido un toque de la región más a sur de Italia, es decir la Sicilia. El Pistacho de hecho es uno de los ingredientes más comunes de la cocina Siciliana, y se usa tanto en repostería (¡famosísimo es el helado de pistacho!), como en el resto de la cocina, y en este plato que te presentamos.

Video-receta de la pasta fresca:

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 g. de pasta (si es pasta rellena como tortellini, calcula un poco más)
  • 300 g. de Jamon York
  • 500 ml de nata liquida para cocinar
  • 300 g. de pistachos enteros (si vienen con cascara caclula un poco más de peso)
  • sal
  • pimienta y nuez moscata (opcionales)

La preparación es muy sencilla. Ponemos una sartén a calentar y mientras tanto picamos la cebolla en trocitos finitos. En cuanto el aceite esté bien caliente, echamos la cebolla y esperamos que se dore.

A continuación vamos picamos el jamón en cubitos, o cuadraditos, esperando que la cebolla se dore. Cuando ésta esté ya hecha, podemos añadir el jamón a la sartén y saltearlo con la cebolla.

Al mismo tiempo ponemos una olla a calentar para hervir el agua en la que cocinaremos la pasta. No se te olvide añadir la sal al agua hirviendo, antes de cocinar la pasta.

Cuando la cebolla y el jamón estén sofritos, echamos la nata, cubriendo bien todo. Y esperamos unos 5-7 minutos hasta que la nata cuaje y se condense un poco. Si queremos podemos echar a la nata un poco de pimienta negra y/o nuez moscada, al gusto de cada uno.

Mientras la pasta se cocina, y la salsa de nata y jamón se va haciendo, podemos empezar a preparar nuestro toque Siciliano para este plato. En un mortero ponemos un poco de los pistachos, y los vamos pisando hasta obtener trocitos pequeños, pero no triturándolos del todo. En función del tamaño del mortero que tengamos tenemos que repetir la operación hasta haber pisado todos los pistachos necesarios. Si no tienes un mortero puedes usar un mixer de cocina, pero siempre teniendo cuidado que los pistachos no se trituren del todo.

Durante todo este proceso con los pistachos, no te olvides de apagar la nata cuando esté un poco más densa, sino se va a secar demasiado.

Cuando la pasta esté hecha, echamos la salsa de nata y jamón en la olla, y revolvemos todo. Servimos la pasta en los platos y, una vez servidos, podemos echar los pistachos crudos encima de cada ración, como si fuera queso.

¡¡Y ya tenemos nuestra pasta de Nata, Jamón y Pistachos lista para comer!!

Anuncios