Pasta con Huevo de Pescado – Video Receta

¡¡¡Hola Cocineros!!!

Hemos vuelto con un nuevo video, con muchas novedades, promesas y una nueva receta de pasta de pescado!

No os la perdais!

Pasta con Huevos de Pescado

Ingredientes para 2 personas;
– 300 gramos de pasta (Spaghetti)
– 300 gramos de huevos de merluza
– 100 gramos de salsa de tomate
– 2 dientes de ago
– perejil
– sal, guindilla y pimienta negra
– aceite de oliva extravirgen

Anuncios

Pasta con Nata y Champiñones

Pasta Nata Champiñones

Esta es mi receta propuesta de pasta, con champiñoes y nata, una combinación que gusta a todos, sobre todo a los pequeños,  y que queda bien para combinar con platos de carne o pescado.

En mi caso he hecho una version ligera con nata de soja, sin embargo con la nata normal sale sin duda mas sabrosa.

Video-receta de la Pasta con Nata y Champiñones:

Ingredientes:

  • 200 gr. de pasta

  • Aceite de oliva

  • 1/2 cebolla

  • 1 bandeja de champiñones frescos (8 unidades para cortarlos en láminas)

  • 200 ml. de nata para cocinar (en mi caso usé de soja)

  • Sal

  • Pimienta negra

  • Nuez moscada

  • Queso parmesano rallado (opcional)

Preparación:

  1. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y sofreímos la cebolla picada, dejamos que se vaya haciendo a fuego medio.

  2. Después de unos minutos, cuando la cebolla esté blanda, echamos una pisca de sal, e incorporamos los champiñones en láminas, tapamos y dejamos cocinar durante unos minutos.

  3. En una olla grande ponemos agua a hervir para la pasta. Cuando hierva el agua echamos la sal, y vertemos la pasta para que se cocine, según las indicaciones del tipo de pasta que usemos.

  4. Ahora añadimos poco a poco la nata en la sartén con la cebolla y los champiñones, y a continuación la pimienta negra y un poco de nuez moscada. Lo dejamos cocinar unos 4-5 min. aprox. a fuego bajo.

  5. Terminada de hacer la nata con los champiñones la mezclamos con la pasta y revolvemos hasta que se haya unido todo.

Cuando sirvamos la pasta le podemos poner queso parmesano rallado por encima, y ya estará listo para comer!

Salsa Boloñesa – Ragú para pasta

tagliatelle

El Ragú a la Boloñesa es, probablemente, el plato más típico de la cocina Emiliana.
Esta salsa, hecha principalmente por tomate y carne, se puede encontrar en infinitos restaurantes de todo el mundo.

Su tradición está tan radicada en su región de origen, que, para protegerla de los cambios que la gente ha ido aplicando a lo largo de los años, el 17 de Octubre de 1982 ha sido registrada y, desde entonces, está custodiada por la Cámara de Comercio de Bolonia.

Es una salsa cuyos usos está relacionados con la pasta. El plato más famoso con el que se usa son las Tagliatelle alla Bolognese, típico corte de pasta al huevo Emiliana. Sin embargo se puede usar con otros tipos de pasta (mejor si es de huevo) como los Tagliolini, Fettuccine o también con pasta rellena, como Ravioli o Tortellini. Otro plato muy famoso, en el que se usa el Ragú es la Lasagna.

Video-receta del Ragú:

Ingredientes (para 800 gr. de pasta, y si la pasta es menos, se puede guardar para otra):
– 500 gr. de carne picada (1/2 ternera y 1/2 cerdo – para una versión light, poner solo ternera)
– 1 litro de salsa de tomate, natural triturada
– 1 cebolla (media si es muy grande)
– 1 zanahoria
– 1 apio
– 1 vaso de vino tinto
– 1 vaso de agua (para hacer un caldo aparte)
– 1 pastilla de caldo
– aceite de oliva
– sal
– guindillas (opcionales)

Para hacer el Ragú empezamos preparando las verduras. Lavamos apio y zanahoria, los picamos finamente y hacemos lo mismo para la cebolla. Mientras tanto cogemos dos ollas, una grande (que usaremos para el Ragú) y una pequeña (que usaremos para el caldo).

Ponemos unas 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva en la olla grande y la ponemos en el fogón a fuego medio/alto, esperando que se caliente. Al mismo tiempo llenamos la olla pequeña con un 1 vaso de agua y la ponemos a hervir.

Cuando el aceite de la olla grande esté bien caliente, echamos la cebolla. Esperamos unos minutos hasta que esté dorada y después echamos el apio y la zanahoria. Dejamos las tres verduras friendo en el aceite a fuego medio durante unos 3 o 4 minutos.

A continuación echamos la carne picada dentro de la olla, removiendo con una cuchara de madera hasta que cambie toda de color friéndose con las verduras, y añadimos la sal. Cuando también la carne esté dorada, subimos el fuego y echamos un vaso de vino tinto. Mientras tanto el agua de la olla pequeña debería ya estar hirviendo, así que podemos echar la pastilla de caldo (de carne, pero vegetal tampoco queda mal).

Cuando el vino esté absorbido del todo, bajamos un poco el fuego y echamos el caldo en la olla grande, sin pasarse del nivel de la carne, y esperamos unos diez minutos. Si el caldo es demasiado, podemos guardarlo y echarlo después junto al tomate.

Después de los 10 minutos necesarios para que la carne se cocine en el caldo, podemos echar la salsa de tomate concentrada (podemos usar tomate natural, triturado de bote). La  salsa de tomate cubrirá del todo la carne, y añadimos también el resto del caldo, si nos queda.
Si nos gusta el picante, podemos también añadir una o dos guindillas (según las cantidades, y según nuestros gustos) después de haber echado el tomate.

Dejamos cocinar durante una hora, como mínimo. El tiempo indicado normalmente para la Boloñesa es de un par de horas pero, en realidad, también con menos tiempo resulta sabrosa. Si dejamos cocinando la salsa de tomate durante más tiempo, esta resultará más densa y concentrada. Sin embargo, una salsa bien densa se puede obtener también preparando el ragú el día anterior a la comida en la que queremos servirlo, de esta forma, no sólo la salsa se hará más densa, sino que también los sabores se habrán amalgamado entre ellos de forma más armoniosa.

ragu

Pasta a la Carbonara – Spaghetti, Espaguetis

Espagueti a la Carbonara

El origen de los espaguetis a la carbonara está bastante disputado: alguien la atribuye a los Carbonaros de Umbria que habrían hecho conocer este plato a los romanos en el siglo XIX, otros sin embargo sostienen que el inventor sea Ippolito Cavalcanti, noble napolitano que publicó esta receta en uno de sus libros.

Se dice también que los espaguetis a la carbonara nacieron durante la segunda guerra mundial, cuando los americanos trajeron grandes cantidades de bacón y los huevos en polvo, que eran parte de las raciones militares. Así de la inventiva de los cocineros romanos nació por tanto este plato muy simple y al mismo tiempo muy sabroso.

Video-receta de la Carbonara:

Ingredientes para 4 personas:
– 250 gr de Guanciale (Careta de Cerdo) o Bacon
– 150 gr de queso rallado (Pecorino, Parmigiano o Grana Padano)
– 6 huevos frescos
– 500 gr de pasta
– pimienta negra
– nuez moscada
– sal

Para preparar los espaguetis a la carbonara, antes de todo ponemos a hervir una olla llena de agua, lo suficientemente grande para que entre de manera cómoda toda la pasta que vamos a cocinar.

Mientras el agua va hirviendo podemos preparar los otros ingredientes.

En la receta original de la carbonara se usa un embutido llamado “Guanciale”. El Guanciale se hace usando la parte de los mofletes de la careta del cerdo y tiene un sabor más fuerte, debido a la distinta calidad de grasa que contiene. En la receta la llamaremos “careta de cerdo” o  simplemente “careta”. Ya que la careta es muy complicada de encontrar, se puede tranquilamente usar el bacón. Sin embargo, si teneis la posibilidad, no dudeis en probarla con aquel embutido!

Para la preparación de la pasta cortamos la careta (o el bacón) en cubitos pequeños, cogemos una sartén bien amplia para que al final podamos saltear cómodamente la pasta, le ponemos una gota de aceite y echamos la careta. Cuando la grasa esté un poco seca y la careta se haya dorado un poquito, quitamos la sartén del fuego.

Para la elaboración de la salsa tenemos que emplear los huevos. En nuestra receta usamos 6 huevos para 500 g de pasta. En el video hemos roto, en un recipiente, tres huevos enteros y tres sólo con la yema. Existe la posibilidad de usar una proporción yema-huevo diferente, en particular, de 6 huevos podemos utilizar 5 yemas y un solo huevo entero, de esta manera la salsa saldrá más cremosa.

Batimos los huevos y les añadimos la sal, la pimienta, la nuez moscada y el queso rallado. El queso rallado debería ser Pecorino (un queso de leche oveja italiano muy curado), pero como en España no es fácil de obtener podemos usar Parmigiano Reggiano o tambien Grana Padano. Mezclamos todo y mientras el agua de la pasta llegue a hervir.

Una vez que el agua de la olla hierva, lo único que tenemos que hacer es echarle la sal y después los espaguetis. Miramos el tiempo de cocción de los espaguetis y esperamos a que se cocinen, removiéndolos de vez en cuando para que no se peguen entre ellos. Sacamos la pasta después del tiempo indicado en la bolsa, o un poquito antes si nos gusta al dente.

Mientras tanto la careta ya estará lista y retirada del fuego.

Cuando los espaguetis estén cocidos vamos a colar el agua y los volcamos en la sartén con la careta, fuera del fuego. Junto a los espaguetis echamos también un poco de agua de cocción, la cual nos ayudará a dar más cremosidad a la salsa (esto se tiene que hacer muy gradualmente, para dar el correcto toque cremoso y evitar que todo salga demasiado liquido).

Mezclamos un poco los espaguetis y después les echamos la mezcla de huevos y queso preparada anteriormente. Siempre con el fuego apagado, procedemos a mezclar bien todo sin que el huevo cuaje, este se cocinará solo con el calor de la pasta y se quedará como una cremita, casi crudo.

¡¡¡Servimos en los platos nuestros riquísimos espaguetis y a comer calentitos!!!